"Mi hijo es egoísta: no quiere compartir sus juguetes"

¿Te has preguntado por qué de niños siempre nos dijeron "comparte tus juguetes, comparte con los demás o si no nadie lo hará contigo" y de adulto a veces guardamos cosas porque simplemente no queremos compartirlas con otros?

No sé a ti, pero en lo personal he reflexionado que el punto no es compartir sino darnos el tiempo de elegir qué compartir y en consecuencia validar el hecho de que hay cosas que nos queremos reservar; bien sean juguetes, anécdotas e incluso rutinas.




Justamente en estas fechas nuestros pequeños tienen la posibilidad de darle la bienvenida a nuevos juguetes y podemos vernos en éste escenario en el que no quieren compartir y eso no los hace egoístas, es sólo que aun no desean compartir lo que para ellos es preciado en ese momento.

¿Qué hacer en estos casos? Yo, con mi pequeño, opté por anticiparme y plantearle que vienen otros niños por lo que le pregunto ¿qué juguetes aún no estás dispuesto a compartir? y sorprendentemente no sólo guardó los nuevos sino que unos cuantos que ya tienen tiempo con él, los guardamos bien y así él tuvo la tranquilidad de no compartir algo que aún no está dispuesto, sin tener la voz inquisidora que sentencia que se debe compartir porque sino se puede ganar la etiqueta de egoísta.


Enseñarles que ellos pueden negarse a compartir algo es necesario, se trata de validar su autonomía y personalidad, hacerles entender que no está mal y que en otro momento (que incluso puede ser solo 1 hora más tarde) podrá compartir esos tesoros que antes no deseó compartir con otros.


Retomando esto en la adultez, nosotros escogemos con quien compartir ciertas cosas del día a día, no en vano nuestros amigos tienen una opinión diferente de nosotros porque le damos una versión de quien somos a cada uno y eso no nos hace egoístas solo escogemos con quien compartimos qué... y eso esta bien!


Escrito por Coach Marcia Saavedra

@coachmarciasaavedra

159 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo